La solución para los peatones zombies que no se despegan de sus moviles

Estamos tan enganchados a los móviles, smartphones, que actualmente es fácil chocarte con la gente que va escribiendo con el móvil y se evade tanto de la realidad, que no sabe ni por donde está andando. Obviamente nada que ver con el riesgo de ir conduciendo a la vez que chateas, entonces esos segundos que dejas de prestar atención a la carretera pueden ser algo más que un golpe contra una farola, puede acabar en tragedia. El efecto de conducir chateando puede ser tan perjudicial como hacerlo bajo los efectos del alcohol o de otro tipo de sustancias.

Pero andando tampoco es una broma, más de un atropello ha sido provocado por estar más pendiente de las respuestas al smartphone que a los vehículos que pasan por la calle, al tren, tranvía, autobús, bicicletas, motos… estás esperando que te contesten por facebook, leer el último tweet y te olvidas que estás con más gente por la vía pública. Cuando entramos en modo «smartphone», somos como zombies por la calle, andando sin estar pendiente de la realidad.

carril_para_los_que_van_hablando_por_el_movil_china_carril_zombies

Hace años sonaría tan absurdo, como ahora si pensamos en algunas ciudades chinas ya se han habilitado carriles específicos en ambas direcciones para gente que va… caminando mirando al móvil… En esta noticia del Mirror nos cuentan la adicción al móvil está suponiendo un problema de tráfico en China.

Y en Estados Unidos, en la Universidad de Utah Valley han creado una escalera con líneas que delimitan la gente que sube andando, corriendo o escribiendo desde el teléfono.

Foto: Utah Valley University

Foto: Utah Valley University

Sin embargo estas medidas no se tratan de una solución para la movilidad de los zombies (peatones enganchados a los móviles), se trata más bien de concienciar y llamar la atención de lo peligroso, además de ridículo, que es esta practica, llamar su atención para que se den cuenta de en lo que se están convirtiendo, y es que hace tan pocos años nadie podría creerse que alguien iría por la calle más pendiente de lo que ocurre a kilómetros de donde se encuentra andando, que a unos simples metros. Triste realidad.

ramoncico Written by:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.